Inside My Head

Perder a tu mejor amigo peludo puede ser mas doloroso que perder a una persona.

Hola mis lectores favoritos,

Sabían uds, que existen varios estudios que han revelado que la relación que tenemos con nuestros perros puede ser mas gratificante que la que podemos tener con otros seres humanos.

Han pasado dos meses desde que el esposo y yo sufrimos la experiencia mas dura de nuestras vidas, la eutanasia de nuestro amado perro Jack alias «El Gordito». Fue el momento mas difícil pues lo amábamos demasiado y no se iba porque no estábamos preparados , pero el nos hizo saber cuando era su momento de partir al cielo.

Durante todo el camino a la veterinaria iba sumamente tranquilo como si supiera lo que iba a pasar , en ese tiempo le di las gracias por habernos dado los mejores 9 años de su vida y habernos llenado de amor incondicional

Cuando finalmente entramos a ese cuarto frió, vi que en sus ojos reflejada una entrañable mezcla de confusión y tranquilidad al saber que las personas que mas lo amábamos estábamos a su lado hasta que su corazón dio el ultimo latido.

La verdad es que las personas que nunca han tenido la fortuna de tener un perro y sentir su amor incondicional , cuando te ven llorar por la perdida del tuyo solo piensan , » es solo un perro», pero es un ser vivo que siente, que tal que fuera un niño y los demás pensaran «solo es un niño» (hicieran manifestaciones, quemaran llantas y si pudieran le cosieran la boca a quien diga tremenda barbaridad).

Debo confesar que en mi caso el dolor que siento por la perdida de mi Jack es tan grande como el día que perdí a mi hermana y se que ella me entendería porque amaba tanto a los animales como yo.

Un muy buen amigo de mi infancia me dijo, ya esta en el lugar mas lindo donde corren sin parar y es ahí donde los volveremos a ver.

La verdad es que ellos nunca mueren, lamentablemente su vida no es igual a la nuestra, pues en su mundo todo va mas rápido, lo que para ti fue un día de trabajo, para ellos fue una semana de espera para salir a caminar y vivir toda una aventura juntos, pero un día sin darte cuenta se hacen viejos, se cansan mas rápido y sus huesos duelen.

Pasar este duelo no sera nada fácil, pero si queremos que ellos se vayan tranquilos y felices debemos dejarlos ir. Ellos siempre se mantienen vivos en nuestros corazones, si no los olvidamos y siempre hablamos de todas las a venturas vividas juntos.

Lo siento mucho por las personas que no han conocido ese gran amor de nos brindan los perritos, dejarlos ir es el peor sentimiento pero pesa mas todos los momentos de felicidad que nos dejan.

Te mandamos un beso hasta el cielo Jackito , Gordito, Largato, te amamos y nos veremos pronto.

No Comments Found

Leave a Reply