Inside My Head

«Toda una Aventura por el Food Court»

Hola mis lectores favoritos!

El domingo pasado decidimos con mi esposo aventurarnos después de muchos años pasar comiendo por Metrocentro, obviamente por ser el día de descanso de muchos todos los lugares estaban que estallaban, en eso nos recordamos que habían puesto en el food court «la calaca» y pues él me había contado que los nachos estaban buenísimos, por lo que nos dirigimos al tercer nivel y fue ahí donde comenzó la locura.

La primer mision era encontrar una mesa para despues poder ir en busca de los famosos nachos, fue un total fracaso por lo que nos toco de manera educada esperar que alguien terminara de comer, en eso una chica que estaba con el novio ya se iba y como nosotros no estábamos sin ninguna insistencia decidió darnos la mesa a nosotros, no les miento en lo que ella se levantaba le robaron todas las sillas y solo dejaron la mesa y la silla en la que ella estaba sentada, me toco casi que sentarme encima de ella porque sino también se la quitaban, así que la primer parte estaba cumplida!

La segunda misión era encontrar una silla ya que eramos mi esposo y yo, el fue a buscar por todo el lugar y regreso sin éxito, luego me aventure yo, pregunte que pregunte si utilizaban ese puesto, ya que habían varias personas que tenían sillas disponibles pero  «la estaban usando para que la cartera no se canse» , después de muchos intentos, tire la toalla al darme cuenta que todas las demás personas solo robaban las sillas sin pedir permiso, y es en ese momento donde te das cuenta que el nivel de educación en este país cada día esta peor.

Cuando ya estábamos decididos a comer parados, mi esposo milagrosamente en un ultimo intento encontró una , fue realmente un milagro!

Tuve que estar de guardiana de la silla porque sino ¡me la robaban!, finalmente teníamos nuestra comida, usualmente uno se sienta come tranquilamente , deja que le baje la comida unos cinco minutos y se marcha, pero no!!!! , habían como 100 zopilotes esperando que nos fuéramos para poder sentarse, estaban detrás nuestro y decían, «ya casi terminan de comer» , la verdad es que te sientes presionando a terminar rápidamente.

Tengo que confesar que me dio mucha tristeza darme cuenta de los diferentes niveles que manejamos en el país, porque si vas a metrocentro es la ley del mas fuerte, pero si vas a Multiplaza o la Gran Vía, es la ley del que mas dinero tiene y dependiendo de eso así sera el trato que recibirás.

La verdad es que fue una aventura mas para el libro, no puedo negar que a final me divertí como siempre.

Cuéntenme a quien mas les ha tocado estar luchando por su silla?

Nos vemos en el próximo post!

 

2 Comments

  • @elblogdelcipote

    Me imagino!! Ya me ha pasado…
    Todos critican a los políticos (me incluyo) pero como esperamos que cambien y hagan bien su trabajo si no nos educamos nosotros primero? Para la próxima solo es de ir a traer la comida y disfrutar en casa Meli. ¡Saludos!

    • melimatasol

      Exacto! Creo que la próxima así me tocará o Ir en horarios que todos estás atrapados en los trabajos 😅

Comments are closed.