Tabú en el Supermercado

Publicada en Publicada en Inside My Head

Hola mis Lectores Favoritos!!

Siempre me he preguntado ¿porque para algunas mujeres tiene que ser tan incomodo cuando por alguna casualidad un caballero anda por los pasillos de ropa interior o toallas femeninas?

Pues me imagino que es por el simple hecho que muchas veces piensan ¡huy este pervertido! o quizás les da vergüenza que las vean comprando calzones, realmente no lo se, pues me parece que es lo mas normal del mundo.

Pero, la verdad es que siento que deberíamos de quitarnos esa pena, ya que algunas  veces es necesario pedirle el gran favor de ir al supermercado por nosotras al novio o esposo cuando nos visita  Andrés el que llega cada mes.

 

A mi me ha pasado varias veces en 13 años, pues cuando estoy en casa ,no puedo salir , no tengo tiendas cerca y estaba segurísima de estar preparada para esos días pero no fue así, me toca decirle a mi esposo, y el con muchísimo gusto lo hace !Gracias a Dios no le da pena, ni es machista!  , porque hay hombres que Dios los libre de ir hacer esa locura.

El problema es al momento de llegar al pasillo, ya que para empezar encuentran demasiadas opciones, marcas, tamaños, colores, etc…¡dejaría de ser para mujeres!

Tengo que confesar que son contadas las veces que me hace este favor, pero obviamente no recuerda que es lo que utilizo, así que me toca enviar toda la información necesaria, pero al momento de estar ahí, no se puede detener con calma a ver que es lo que le pedí, pues siempre hay mujeres que le hacen mala cara, y eso ocasiona que se incomode, tome lo primero que se le parezca y huya. La verdad es que es rara la vez que le ha pegado a lo correcto, pero se le agradece de corazón el gran esfuerzo, ademas de que me salva el día, pues gran mayoría de los hombres no lo hacen ni en sueños.

Creo que es igual de difícil que me mandara a mi sola a comprar condones, ¿no creen?

En el caso que una mujer vaya por condones, existen dos escenarios:

El primero es , en el caso que te atienda un hombre piensa, ¡huy que chica mas caliente! y es probable que hasta te insinué algo sucio.

Y en el Segundo,  si te atienda una mujer piensa, !huy que chica mas regalada! . y al final de ningún modo quedamos bien, y esa es la triste realidad.

Mi punto es, que todas estas acciones son cosas de lo mas comunes, lo que me hace preguntarme ¿porque en estos tiempos tienen que seguir siendo un tabú?

En el caso de los hombres y las toallas femeninas, es necesario que se las lleven a la esposa o novia, pues no queremos que se desangren en la casa u oficina y en el caso de las mujeres y los condones, no podemos evitar que las personas tengan ese instinto o prefieren que ¿hayan mas embarazos indeseados o contraigan una enfermedad? a que los jóvenes compren preservativos?

Tratemos de tener la mentalidad un poco mas abierta y pensemos fuera de nuestra zona de confort, que la vida sigue su curso y los tiempos siguen evolucionando.

¿Cuéntenme a alguno de uds les ha pasado?

Nos vemos en el siguiente post!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *